martes, 11 de julio de 2017

Peña acomoda las piezas del 2018 y elige a Anaya como candidato del PAN

Peña acomoda las piezas del 2018 y elige a Anaya como candidato del PAN Escrito Por:   Arturo Rueda | Cambio
Sin Frente Amplio Opositor, con el fortalecimiento a Ricardo Anaya, la carrera presidencial de Moreno Valle prácticamente llega a su fin, quien veía en una gran contienda interna de todos los aspirantes de ese Frente la posibilidad de convertirse en candidato PAN-PRD con el apoyo de 16 gobernadores priistas que lo ayudan a armar sus giras para presentar #LaFuerzaDelCambio


Peña Nieto ya tiene candidato presidencial en Acción Nacional y no es Rafal Moreno Valle. La decisión de perfilar la anulación en los comicios de Coahuila es una concertacesión en toda regla cuyo objetivo es fortalecer a Ricardo Anaya al interior del albiazul y retomar los tratos que tanto han convenido a ambos. Así, el queretano se convertirá en el abanderado del albiazul y desistirá de conformar el Frente Amplio Opositor al lado del PRD, una coalición que al PRI no le interesa enfrentar en 2018.

 Del otro lado en el PRD, desde Los Pinos se activó al grupo más cercano que responde a sus intereses en el Sol Azteca para dinamitar desde dentro al Frente Amplio Opositor. El senador Luis Sánchez, una de sus cabezas visibles del ADN, afirmó que esa corriente no aceptaría ni a Margarita Zavala, Moreno Valle, ni a Ricardo Anaya como posibles abanderados presidenciales. Esa corriente, por si no se recuerda, fue la que impidió que en 2016 el PRD se sumara a la coalición Puebla Unida.

Desde Los Pinos se opera para acomodar la elección del 2018 y el modelo diseñado se parece bastante al del Estado de México: PAN y PRD por separados, Morena solo y el PRI con PVEM-PES-PANAL para ganar, si así fuera suficiente, por dos puntos como lo hizo Alfredo del Mazo este modelo se llama ‘el más alto de los chaparros’ porque difícilmente el próximo presidente de México alcanzará el 33% de la votación. 

Peña y sus consejeros se convencieron después del Edomex que con este modelo el PRI puede repetir en Los Pinos. Han descartado por completo el modelo de elección 2016: hacer ganar a un ex priista con las siglas del PAN-PRD como ocurrió con Yunes en Veracruz o Carlos Joaquín en Quintana Roo.

 Sin Frente Amplio Opositor, con el fortalecimiento a Ricardo Anaya, la carrera presidencial de Moreno Valle prácticamente llega a su fin, quien veía en una gran contienda interna de todos los aspirantes de ese Frente la posibilidad de convertirse en candidato PAN-PRD con el apoyo de 16 gobernadores priistas que lo ayudan a armar sus giras para presentar #LaFuerzaDelCambio. Según lo declaró a El País, si el Frente Opositor se consolidaba no habría elecciones primarias al interior de cada partido, sino una gran interna a la que acudirían todos los aspirantes.

 El sueño de Moreno Valle era una especie de Royal Rumble, un Wrestlemania con Anaya, Margarita, Mancera, Graco, Silvano y él mismo en un solo ring. No ganaría por sí mismo, sino por el apoyo de Los Pinos quienes le han puesto a 16 gobernadores a operarle. Pero ese sueño se terminó.

 Desde Los Pinos también le han enviado a Moreno Valle dos avisos para desistir de su promoción del Frente Amplio Progresista. Uno, involucrarlo en medios nacionales en el tema del espionaje como forma de desviar la atención al escándalo detonado por The New York Times referente al uso del software ‘Pegassus’. Dos, reactivar el tema de su promoción ilegal en la revista Líderes al que ya se había dado carpetazo y ahora el TEPJF pide vuelva a valorarse al INE para poder establecer nuevas sanciones.

La carrera presidencial de Moreno Valle se agotó porque quienes lo impulsaron ya no lo ven viable. O en el mejor de los casos ven al poblano como un rival más peligroso que Anaya, por lo que Moreno Valle deberá valorar las acciones para continuar: convertirse ahora sí en un opositor real y no en un funcional a Los Pinos con los costos políticos que esto pueda acarrear.

Con la decisión de suspender el triunfo de Miguel Riquelme en Coahuila y concederle la concertacesión a Anaya, los únicos que pierden son los priistas que cada vez se animan más a subirse al tren de la rebeldía contra la XXII Asamblea tricolor que abriría los candados para la postulación de José Antonio Meade o Nuño. Tras conocerse la información de fiscalización que establece el rebase de topes de campaña, habrá que esperar la resolución del TEPJF, luego un periodo de interinato y la convocatoria a nuevas elecciones que quizá se empatarían con el 2018.

Peña Nieto no da por muerto al PRI en 2018 y acomoda las piezas del tablero para ganar in extremis por mínima diferencia. Tiene los recursos para mover a los soldados desde su posición estratégica. Todos son útiles incluso los que han jurado lealtad a López Obrador porque la traición es el arma primigenia de la política. The Great War Is Here.

Leer columna en el sitio >>> http://www.diariocambio.com.mx/

No hay comentarios: