sábado, 10 de junio de 2017

Juan Pueblo

Fauna Política
Juan Pueblo Vs. José Pinocho
Por Rodolfo Herrera Charolet

Para Juan Pueblo es conocido el refrán que afirma "no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace su compadre" y aquel que condena “El pueblo tiene el gobierno que merece". Así que a manera de pequeños tratados, asumo mi posición crítica ante el mal gobierno, sus cómplices y aquellos que aún ostentan el poder público. Que cada quien se ponga el chaleco que le corresponde, eso sí… a todos les queda uno.
DEFINICIONES
Juan Pueblo es cualquier habitante de un pueblo. Sea nacido o vecino. Sea adulto o niño. Sea mujer o varón. Esté vivo y desde luego el muerto bien enterrado.
José Pinocho es el individuo que ejerce el poder público. Sea regidor, alcalde, diputado o gobernante de un Estado libre y soberano. Únicamente le damos denominación distinta al Sumo Gobernante, el Presidente de una República o de un Monarca.

PROPOSITO
Juan Pueblo desea sacudirse de la nefasta actuación de José Pinocho, pero le falta valor civil y apoyo popular para lograrlo. Vive en su mayoría precariamente o lo que da el empleo honesto que tiene. Pocos ejercen una profesión ligada a la delincuencia y por ello son perseguidos, aunque muy pocos de ellos son alcanzados.
CONFESIÓN
He tenido la oportunidad de conocer a gobernantes corruptos, dirigentes mediocres y de amantes que han trepado por las ramas del poder gracias a sus favores sexuales, pero nunca pensé toparme en la vida con un personaje de ese linaje. Aunque también he observado su caída o muerte, su persecución y ausencia, tras los destrozos de su actuación y la danza de los millones de dinero público que logra robarse.
MI ANTAGONISTA
José Pinocho es mi antagonista, el personaje malvado que representa el azote social, su actuación motiva a los demonios de mi hoguera y me susurran sus infidelidades políticas, así que tomando trozos de nuestra vida que nos toca transitar juntos como pasajeros de un autobús social, construyo este tratado de política aldeana.
MI PECADO
Debo afirmar sin equivocarme, que mi mayor pecado es la honestidad en decir lo que pienso, repudiar la corrupción que nos carcome como sociedad y sobre todo, haber estado cerca del poder y no haberme aprovechado como lo hicieron y hacen muchos. Son muchos, mis amigos y conocidos, que me dicen que no fui astuto o que de plano dejé pasar mi mejor oportunidad; que debí sacar una franquicia educativa o concesión de taxi, crear una organización de la sociedad civil que recibiera donativos y apoyos, que esto o que lo otro. Pero todas aquellas propuestas resultan ser actos de corrupción. Prefiero, la medianía que da el empleo honesto. Así que noo diré sus nombres, pero sí los hechos, porque no deseo inmortalizarlos por sus fechorías pero si dar a conocer sus actos; pusilánimes, mediocres o arbitrarios. Lamento el comentario, de los muchos, cuando afirman: “Todos son iguales, todos roban”.
COMPLICES
José Pinocho necesita de otros individuos del poder, cómplices de sus fechorías, sean empleados, socios o patrones. Todos son cómplices ante la impunidad y dejar pasar los abusos que deben evitar o sancionar. La razón de estas complicidades, son los arreglos políticos que están por encima del buen gobierno y la honestidad pública.
PARTIDOS CARTEL
El subsistema de partidos en el sistema democrático ha dado pie a la aparición de los Partidos Cartel, en donde las dirigencias partidistas colocan a individuos desprovistos de arraigo popular y en su lugar benefician y trabajan en favor de la sobrevivencia del grupo administrador, franquicitario o fundador. 
La obligación del representante popular que es electo por Juan Pueblo, pero representa los intereses de los Partidos Cartel, es allegarle recursos públicos al grupo que controla dicha franquicia y no la obra pública que requiere el pueblo. En ocasiones la obra pública es necesaria para lograr que los negocios privados se beneficien de los públicos.
DINERO PÚBLICO Y NEGOCIO PRIVADO
El gobernante de mayor rango ordena al de menor cuantía política, nunca el pez chico se come al grande, a menos que esté muerto… si el grande. Inclusive una fiera herida puede dar un último zarpazo. Las leyes para lograr los fines, se han ajustado a sus intereses y no en beneficio del pueblo. Es por lo tanto, un ejercicio cotidiano, hacer negocios privados con el dinero público, cuando el de mayor rango o aquellos que deben evitarlo, son cómplices o no existen las leyes que puedan evitarlo. Así la sociedad está formada por pocos políticos y empresarios ligados al poder, ricos… Muchos como Juan Pueblo y otros viven en pobreza o en pobreza extrema.
Este tratado como las injusticias contra Juan Pueblo en silencio o dormido… continuará…
¿O no lo cree usted?





Infonavit no es la única opción para comprar casa

Comprar una casa no es la única opción para usar tu crédito del Infonavit, pero si ya tomaste esta decisión, es importante que reflexiones sobre lo que realmente necesitas. A continuación te proporcionamos seis consejos básicos que te ayudarán a elegir una vivienda nueva o usada. Cercanía con tu trabajo.
  • Tercer consejo básico. Reflexiona antes de decidir.
  • Cuarto consejo básico. Aclara el precio de la vivienda nueva que deseas comprar y pregunta por la Cobertura de Calidad.
  • Quinto consejo básico. Observa muy bien la vivienda que quieres comprar si es usada.
  • Sexto consejo básico. Apóyate en las herramientas que el Infonavit pone a tu alcance.


Temas inmobiliarios:

No hay comentarios: