miércoles, 1 de marzo de 2017

Las Serpientes: La nueva ave de las tempestades

2017-02-28 | Por Ricardo Morales Sánchez /@riva_leo

Para mi amigo Pepe Tomé, un fuerte abrazo y pronta resignación.

De la noche a la mañana el “priista” Javier López Zavala regresó a las primeras planas de la política aldeana, luego de su aparición el pasado fin de semana al lado del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Vilipendiado por muchos, menospreciado por otros, hasta el diario Reforma, con influencia nacional, le dedicó unas líneas en su columna Templo Mayor, de Fray Bartolomé, al hombre que perdiera por primera vez una elección para el PRI en Puebla, en el ya lejano 2010.


El pasado viernes, López Zavala se dejó ver acompañando al líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien realizó una gira de trabajo por Veracruz e invitó al poblano a ser parte de su comitiva.

Antes, López Zavala ya había acompañado al popular Peje a la gira de trabajo que este personaje realizó por el estado de Chiapas, estado del cual es originario Javier, quien lleva más de 30 años viviendo en Puebla. Ese dato muy pocos lo conocen.

La cercanía del poblano con el tabasqueño ha provocado muchos comentarios, desde quienes lo califican como traidor hasta quienes lo califican de oportunistas y por supuesto quienes le llaman advenedizo, algo para lo cual seguramente Zavala ya está preparado.

Lo mismo le dijeron en su momento a Cuauhté-
moc Cárdenas y a Porfirio Muñoz Ledo, cuando rompieron con el PRI y crearon la corriente crítica, antecedente después del Frente Democrático Nacional y del PRD.

Lo mismo ocurrió con el propio Andrés Manuel, quien salió del PRI, se fue al PRD y ahora está en Morena; a Ricardo Monreal que salió el PRI y se fue al PRD, ganó Zacatecas, luego pasó al PT y ahora está en Morena, o Manuel Bartlett ex gobernador por el PRI, quien luego fue senador por el Partido del Trabajo y ahora es acólito de López Obrador.

En Puebla estos mismos señalamientos han sufrido Javier Lozano Alarcón, jefe de la Oficina del Gobernador, quien dejó el PRI para refugiarse en el PAN, luego de su derrota en el 2000, y también el exgobernador Rafael Moreno Valle, quien recibió todo tipo de improperios cuando siendo líder del Congreso local con mayoría priista en 2006, decidió romper con el PRI y pasarse a las filas de Acción Nacional, partido político por el cual ganó un escaño en el Senado de la República y también la gubernatura en 2010.

Lo que Javier López Zavala debe demostrar de ahora en adelante es congruencia, si es que en realidad decidió dar el paso adelante y romper con el que fuera su instituto político desde la juventud.

Se vería muy mal si continúa el coqueteo con ambos bandos y no se decanta cuanto antes con uno y sobre todo que demuestre que de verdad está convencido de la causa que se decida a abanderar.

Como ya lo señalé, no será ni el primero ni el último para todos aquellos que hoy se rasgan las vestiduras y ejemplos hay muchos, en este espacio sólo cité algunos; el tema es que no se convierta en una constante y se vuelva un personaje camaleónico.

Si lo dejan pasar o no en Morena, eso ya es otra cosa, pero de que tiene una mayor cartel que muchos de los supuestos candidateables de este partido, eso que ni qué.

La verdad es que creo que si Zavala se decide dejar el PRI, entonces sabremos de qué está hecho este personaje, qué tanto es mito y qué tanto es realidad.

Dicen que es un cartucho quemado, que no le alcanza para nada, que no tiene absolutamente nada, entonces no veo la razón de gastar en tanta tinta y espacios informativos.

Si realmente Zavala no tiene nada y no representa nada, que nadie se preocupe, ni los del PRI, porque se quitan un peso de encima, ni los de Morena, porque López Obrador no es tonto y no va a dejar pasar a nadie que no pueda aportarle algo positivo.

No obstante, algo ha de tener este personaje, el cual llamó la atención el pasado fin de semana y por lo pronto logró en parte su objetivo, el regresar a ser parte de la atención de los principales medios de comunicación.



Infonavit no es la única opción para comprar casa

Comprar una casa no es la única opción para usar tu crédito del Infonavit, pero si ya tomaste esta decisión, es importante que reflexiones sobre lo que realmente necesitas. A continuación te proporcionamos seis consejos básicos que te ayudarán a elegir una vivienda nueva o usada. Cercanía con tu trabajo.
  • Tercer consejo básico. Reflexiona antes de decidir.
  • Cuarto consejo básico. Aclara el precio de la vivienda nueva que deseas comprar y pregunta por la Cobertura de Calidad.
  • Quinto consejo básico. Observa muy bien la vivienda que quieres comprar si es usada.
  • Sexto consejo básico. Apóyate en las herramientas que el Infonavit pone a tu alcance.


Temas inmobiliarios:

No hay comentarios: