martes, 5 de junio de 2012

Dos ángeles platican con Dios


Dios un día se encontraba en su taller trabajando, con regocijo llevaba ya varios días creando una de sus obras maravillosas. 

Dios que estaba concentrado en su trabajo, no se percató de que con asombro lo curioseaban un par de ángeles, ambos eran en verdad seres extraordinarios, que lo observaban sin parpadear.
Los ángeles atentos seguían los movimientos de Dios, sin perder detalle de todo lo que hacía, hasta que a punto de terminar su obra se dio cuenta de la singular presencia.

-¿ Que hacen ustedes aquí? Les preguntó con voz gentil y profunda ternura.

¿Que estás haciendo? - Preguntó uno de los ángeles sin perder de vista la obra de Dios, acercándose y aguzando el oído.

Hoy es 10 de mayo y estoy creando una mamá, respondió con ternura Dios.

El otro ángel repasó los movimientos del Glorioso Creador y confundido preguntó -¿No es muy pequeña para ser una mamá?

No mi querido ángel -Sonriente Dios contestó -Todas las madres del mundo son pequeñas niñas, con una mirada capaz de hablar sin pronunciar palabra. Esta criatura será como tú, con una sonrisa y sus enormes ojos que adornarán su cara angelical, también será hija y crecerá hasta convertirse en madre.

Dios con infinito amor dijo -Será una madre maravillosa que deberá tener la paciencia de una santa, la resistencia de un soldado, maestra de la infancia y conocedora de los idiomas de sus hijos. Pero además, será capaz de trabajar sin descanso, con el único aliciente de tener y amar a su hijo, en donde su única recompensa sea un beso que pueda curarlo todo.

-¡Me parece demasiado dedicada para que sea capaz de hacer tantas cosas! -titubeó con un suspiro el ángel.

-¡No dudes mi querido ángel! ¡No tienes idea de lo que será capaz de hacer! -dijo Dios borrando la duda en el pequeño ser alado- Ella será capaz de reír, de llorar, de poner alas a sus`pensamientos y poner a sus hijos en mis manos.

- ¿Por qúe debe llorar, acaso llorar no es sufrir? Preguntó el ángel.
-¡No siempre es así! Llorar también sirve para expresar felicidad, gozo y regocijo -Afirmó Dios al ángel que seguía atento a sus palabras -Llorar es un sentimiento que nace del alma y cuando se llena de tristeza, sirve para liberarla, despojarse de ella, es agonizar, morir un poco para volver a nacer, es aprender a cambiar dejando en cada paso algo valioso. -Dios guardó silencio y contemplo a las hermosas criaturas que atentos lo escuchaban, se acercó y acarició sus cabecitas.

Entonces uno de los ángeles suspiró profundo -¡Me gustaría que ella fuera mi madre! Aunque perdiera mis alas para convertirme en un ser mortal.

Dios lo vio con ternura y levantó sus manos para depositarlas sobre la cabecita del hermoso ángel que calló en un profundo sueño, tras perder sus maravillosas alas y casi desapareciendo de tan pequeño, lo depositó en el regazo de su obra.

El otro pequeño ángel con temor preguntó a Dios - ¿Debía morir para cumplir su deseo?

Dios sonrió con ternura y se acercó al pequeño, que aún estaba asustado -No amado ángel, tu hermano duerme y espera el momento de nacer, para ser arrullado en los brazos de una mujer, arropado con caricias y besos, empapado de lágrimas y ternura, inundado de amor y dulces palabras, que recibirá en todo momento, de esa obra maravillosa, que será su madre y que lo alimentará con el fruto de su pecho.

El ángel sonrió y volando salió a juguetear entre las nubes del cielo, mientras que Dios glorioso, satisfecho de su obra, sonrió para si mismo.
  
Versión 2012: Rodolfo Herrera Charolet
Texto primera publicación: 1995




Infonavit no es la única opción para comprar casa

Comprar una casa no es la única opción para usar tu crédito del Infonavit, pero si ya tomaste esta decisión, es importante que reflexiones sobre lo que realmente necesitas. A continuación te proporcionamos seis consejos básicos que te ayudarán a elegir una vivienda nueva o usada. Cercanía con tu trabajo.
  • Tercer consejo básico. Reflexiona antes de decidir.
  • Cuarto consejo básico. Aclara el precio de la vivienda nueva que deseas comprar y pregunta por la Cobertura de Calidad.
  • Quinto consejo básico. Observa muy bien la vivienda que quieres comprar si es usada.
  • Sexto consejo básico. Apóyate en las herramientas que el Infonavit pone a tu alcance.


Temas inmobiliarios:

No hay comentarios: