jueves, 15 de marzo de 2012

Miopía cerebral

Fauna Política
El virus de la miopía cerebral
por Rodolfo Herrera Charolet

Se dice que una persona es miope o que sufre miopía cuando tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos, lo que puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo. Por lo general tiene menos capacidad par el detalle o simplemente ve borroso. La miopía es un defecto frecuente pero no es el problema visual más común en el mundo, pues este lugar lo ocupa otra ametropía, la hipermetropía. Esto ocurre aun en países con alta incidencia de miopía inclusive en países con alto desarrollo llega a una proporción de 1 de cada 3 habitantes.
En México y otros países subdesarrollados del mundo, además de esa miopia, tenemos una que se da a nivel del intelecto, la que he llamado miopía cerebral, que invade las tatemas de dirigentes partidistas, gobiernos, líderes y no se que tantos actores políticos y que para desgracia de los ciudadanos el atraso social y la mediocridad pública propician la corrupción, agravando las precarias condiciones sociales en a las que viven millones de mexicanos.

Así que las consecuencias de la miopía cerebral la sufren los ciudadanos, pero los portadores sanos, que generalmente son los políticos ni se dan cuenta que la tiene, pero si la propagan, algo así como un virus resistente a cualquier vacuna conocida, pero que pudo haberse resuelto con honestidad política y una buena dosis de lectura diaria y menos face o cel.

Puebla no es la excepción, tenemos políticos con miopía cerebral, que distraídos en procesos electorales internos, aspiraciones legítimas personales, dejan colgados a los ciudadanos que confiaron en su representación, aquí los chapulines del cargo público son insaciables y abandonan el discurso para saltar de cargo en cargo en detrimento de otras aspiraciones legítimas, con el pretexto de que la ley no les prohíbe. Los ciudadanos finalmente tendrán que elegir a uno, al menos peor, porque chapulines los hay de todos colores, tamaños, experiencia y hasta pedigrí. Pero... efectivamente el pueblo, el que en verdad sufre esa miopia, mereciendo mejores gobernantes, es rehén de la publicidad y su olvido, cuando debe votar por alguien y lo tiene que hace por el menos peor. Así las cosas.

Solo como un ejemplo de oportunismo, chapulines, miopía y otros males cuyas consecuencias sufrirán los ciudadanos y aquellos que no siéndolo dependen de quienes elegirán a los próximos gobernantes, es la desbandada que ocurrirá de diputados locales en busca de una curul federal.

Pero ya contaminados todos los partidos de ese lamentable virus, que sigue propagando la miopía cerebral, no tendremos otra que votar por el menos peor, con la finalidad de que el daño sea el menor.

Es necesario, urgente y prioritario, que antes de seguir discutiendo si se reeligen esos saltimbanquis y oportunistas de la política, que se termine con el abandono de los cargos públicos para buscar otros, no importando que los actuales ilustres gobernantes lo hubieran hecho, porque lo pasado, pasado está. Lo importante es el futuro que aún podemos construir y evitar por todos los medios que se siga reproduciendo ese pernicioso virus que propaga la miopía cerebral.

¿O no lo cree usted?

2012-03-15 | Ciudad de Puebla


Infonavit no es la única opción para comprar casa

Comprar una casa no es la única opción para usar tu crédito del Infonavit, pero si ya tomaste esta decisión, es importante que reflexiones sobre lo que realmente necesitas. A continuación te proporcionamos seis consejos básicos que te ayudarán a elegir una vivienda nueva o usada. Cercanía con tu trabajo.
  • Tercer consejo básico. Reflexiona antes de decidir.
  • Cuarto consejo básico. Aclara el precio de la vivienda nueva que deseas comprar y pregunta por la Cobertura de Calidad.
  • Quinto consejo básico. Observa muy bien la vivienda que quieres comprar si es usada.
  • Sexto consejo básico. Apóyate en las herramientas que el Infonavit pone a tu alcance.


Temas inmobiliarios:

No hay comentarios: