miércoles 16 de noviembre de 2011

Gravedad

Ruinas de Papel
Gravedad
por Rodolfo Herrera López

Cholula: 16 de noviembre de 2011
Estar informado es maravilla de la actualidad, una fantasía; además, toda opinión tiene tanta influencia y valor como la educación, salud, democracia, igualdad, seguridad… (la lista es larga) en nuestro país. Sin embargo, la opinión al menos existe. 
Es por esto que pocas veces me animo a expresar alguna postura. La palabra parece ya no poder cumplir con alguna función, ¿cómo podría hacerlo si la comunicación está en retroceso? Pocos escuchan, pocos se interesan y quienes lo hacen no logran seguimiento o, aún peor, acción.
En México no existe la comunidad y los intereses compartidos, sólo el vivir diario de los individuos acompañado de murmullos contra la violencia y el declive social. Muchos deciden no escuchar, pero quienes creen en el mundo mágico de la información seguramente están más atentos a los “detalles” diarios sobre la decadencia interminable de México (imposible mencionar todas las causas). En estos días las noticias son la eficacia mal enfocada de la PGR y el pleito que tiene la ley gravitacional con los transportes aéreos de la burocracia mexicana.
No me atrae la crítica de lo local y pasajero, sino la reflexión sobre lo que motiva y relaciona los eventos. Si la PGR detuvo a @mareoflores, para qué bramar sobre la injusticia si hacerlo es como una explosión en el vacío. Prefiero tan sólo hacer dos preguntas: ¿qué pasaría si esa vigilancia tan eficiente tuviera el mismo éxito para localizar y enfrentar los verdaderos delitos? El “tuitero” fue arrestado por sus dones proféticos, pero ¿qué pasó con el policía que asaltó a uno de mis conocidos hace casi un año?
Por otro lado, quien crea que el desplome del Súper Puma fue mero accidente seguramente es extranjero. Sorprende la falta de originalidad del “accidente” y que sea dado a conocer como tal. Pero esto es lo que menos importa, la verdadera preocupación debe ser por la apatía que registra el pueblo mexicano que, a pesar de cuestionar la veracidad de la noticia, no responde ante el descaro de la mentira y la opresión.
Es más que desalentador que aún toleremos engaños, opresión, extorsiones y amenazas. Sin tener las habilidades proféticas de “Mareo” es fácil prever que México comparte el mismo destino que sus Secretarios. Cada día es un jalón más al precipicio, sin ningún logro o aportación respetable al progreso (educación, ciencia, arte; por nombrar algunos). Nuestro país no es más que una masa obediente al efecto de la gravedad.

domingo 13 de noviembre de 2011

Pornografía



Fauna Política
Moralidad de dientes para fuera
Por Rodolfo Herrera Charolet
Los antecedentes de Mariana provocaron la ira de padres de niños que asisten a la escuela elemental, en Los Ángeles (Estados Unidos).  La razón de su cólera se deriva de la invitación que hicieron los directivos a la estrella  de 23 años, para que leyera a los pequeños unos cuentos infantiles, dentro de un programa denominado  “Read Across America”.
La hermosa mujer cuyo verdadero nombre es Marina Ann Hantzis y que se ha dado a conocer como Sasha Grey, ha participado en diversos filmes eróticos de sexo explícito, llamados “porno”, cuya adquisición es de exclusividad para adultos, derivado de su contenido sexual.
Los padres indignados, que sin duda conocen los atributos de la joven, vertieron su cólera en contra del plantel, porque identificaron a la dama que llegó a ser una de las figuras más importantes de la industria porno.
La estrella de la industria porno anuncio, el 8 de abril de 2011, su retiro de la actividad que le ha dado fama. En su twiteer @SashaGrey,  ha dejado huella de esta historia, plagada de criterios que se agazapan en la clandestinidad que se le ha endilgado al erotismo con relaciones coitales explícitas, mejor conocido  como “porno” que se supone solo “pueden” ver los “adultos”.
La Real Academia Española define a la pornografía como "el carácter obsceno de las obras literarias o artísticas". Es decir, todo lo que ofenda al pudor, las “buenas” costumbres y que se represente artísticamente.
El término “pornografía” procede de la palabra griega porne "prostituta" y grafía, "descripción", es decir, "descripción de una prostituta". Por lo tanto, en sentido estricto de la palabra el término designa a la descripción de las prostitutas y, por extensión, a las actividades propias de su actividad, que en la mayoría de los países es considerada ilícita.
Desde la década de los 70´s la proliferación de materiales, imágenes o reproducciones que muestran relaciones coitales explícitas con el fin de provocar la excitación sexual del espectador (receptor), se le endilgó el término generalmente conocido como “porno” o “pornografía”. A los materiales fílmicos y fotografías se les clasificó con una “X” para diferenciarlas de aquellos materiales con erotismo “más suave” identificados con una “S”.
También se ha considerado que la pornografía, aún cuando se manifiesta a  través de multitud de disciplinas, como cine, escultura, fotografía, historieta, literatura o pintura, desvirtúa la sexualidad humana, puesto que se ha expresado en la mayoría de los casos en formas violentas, ya sea explícitas o implícitas, y siempre en una relación de poder y servidumbre de la mujer hacia el hombre o, en ocasiones, inversamente.
Sin embargo el avance de la diversidad sexual ha provocado el resquebrajamiento de las ideas conservadoras sobre la sexualidad humana, aminorándose las cargas que se le endilgan a este tipo de erotismo, calificado como pornográfico, en virtud de que una sociedad informada bien puede diferenciar entre erotismo y aquello que se considera grotesco o indigno.
Pero volviendo a la queja de los padres de familia que identificaron a la singular dama, que es tormento o inspiración en sus noches de insomnio, se deba más al conflicto de su  moralidad de dientes para fuera.
¿O no lo cree usted?

miércoles 9 de noviembre de 2011

Homicida con pedigrí


Fauna Política
Homicida con pedigrí
Rodolfo Herrera Charolet
Ella se llama Yurí y vestida de negro, con su pequeño en brazos, llegó ante el servidor público para reclamar justicia, cansada, adolorida, desamparada, por si acaso apoyada moralmente por la presencia de decenas de amigos que se dieron cita; en ese, el edificio gris en donde se pide castigo, se tardan horas para recibir o atender quejas o se dejan en libertad a los delincuentes.
La joven madre, demandó justicia, como todas las hijas, hermanas y madres que lo han hecho, pero que gracias al olvido, corrupción o negligencia de los servidores públicos, la cárcel es para quienes no se defienden, los pobres o los tontos.
José Noé el papá de Yurí fue asesinado, se dice que fue ultimado por un delincuente que ya lo hizo costumbre, también se dice que se cambió el nombre, porque cuando secuestró y encajueló a otro taxista hace poco más de 10 meses, llevaba aún el apellido de su padre adoptivo, un ilustre notario, quien ante los lamentables sucesos en carta pública se deslindó del homicida.
La torpeza del estudiante de derecho de la Universidad Iberoamericana en Puebla, lo llevó a la cárcel. La noche del 15 de septiembre (en el bicentenario de la Independencia}, Marco abordó un taxi y amagó a su conductor con un arma .38 especial y con ella sometió a Gumersindo a quien introdujo en la cajuela de la unidad. Condujo el taxi en forma errática, lo que provocó la sospecha de los agentes de vialidad estatal. Tras la persecución por el periférico y la 11 sur, el delincuente chocó y con el impacto dejó al descubierto su fechoría. Un juez “amigo” lo dejó en libertad tras 10 meses de prisión y pagar una fianza de 290 mil pesos, presuntamente readaptado y arrepentido de su “primer” delito, apto (a juicio de juez) de reincorporarse a la sociedad.
La madrugada del martes 9 de octubre del 2011, Marco ahora llamado Juan Carlos, mató de un balazo en la cabeza a José Noé, con una pistola 9 milímetros, lo encajueló y en su huida fue interceptado por la policía en el taxi de su víctima, quien lo sometió y puso a disposición del ministerio público. Fue en ese lugar, por circunstancias que nadie conoce, pero que sospecha, que confesó el asesinato de otro taxista ocho días antes, un ciudadano simple mortal, que se llamaba Ángel, a quien también le arrebató la vida de la misma forma.
La prensa agregó a la currícula del delincuente, que aceptó ser homosexual y haber violado a sus víctimas. La carta del padre adoptivo afirma que necesita tratamiento médico, como si se estuviera encausando su actuación a un problema psicológico y su condena la purgue en algún hospital psiquiátrico, que sería un premio a la infamia cometida.
La delincuencia de hoy en día, no distingue orientación sexual, posición económica o fama pública. Que parece importar a quienes imparten justicia, porque la ley que se aplica no es siempre pareja, parece ser diferente a hijos de  “ilustres” que a simples mortales, no importando si esos hijos actúan peor que animales.
Mientras Yurí lloraba y enterraba a su padre, Marco alias “Juan Carlos” iniciaba su reincorporación a la cárcel, de la que nunca debió haber salido y de la que posiblemente podría salir, si el hijo adoptivo del  ilustre padre recibe el apoyo de los “amigos”, porque no hay nada más terrible que un vástago tras las rejas. Aún cuando muchas veces ese animal sea un homicida con pedigrí.
¿O no lo cree usted?