jueves 11 de noviembre de 2010

Adelgazar sin ejercicio: ¿Mito o realidad?

Fauna Política

El  doctor Kenal

Rodolfo Herrera Charolet

 

El doctor Kenal es de los muy pocos profesionales que practican la medicina tradicional China, estudiada en el país de origen. Previamente se tituló de Ingeniero bioquímico y de Médico Cirujano y Partero. Sin embargo, a pesar de ese amplio currículum, diariamente en el ejercicio de su profesión debe enfrentarse a los cientos de charlatanes que “ponen agujas” como si el ser humano fuera su alfiletero de prácticas; ante la complicidad o complacencia de las autoridades sanitarias, que haciéndose de la vista gorda, permiten un ejercicio profesional sin que sus practicantes tengan el título correspondiente.

Como fue el caso de un individuo que se decía doctor y que haciendo “acupuntura” embarró a un niño con aceite, le colocó las agujas y puso unas “moxas”, tras de hacerlo les prendió fuego. El niño fue internado en terapia intensiva, por quemaduras de segundo y tercer grado, en más del 70 por ciento de su cuerpo. En otra ocasión el paciente murió, porque el presunto “especialista” en acupuntura tradicional china, le atravesó el corazón con una aguja. En Guatemala murieron tres pacientes por mala praxis en acupuntura. En Colombia, Eliana perdió a su padre, tras dos sesiones de acupuntura; el pseudomédico coreano le dijo que su padre tendría una recaída y que no se preocupara, sin embargo tras la segunda sesión, el tratamiento complicó la salud del paciente; primero perdió la movilidad de las piernas y brazos, luego entró a terapia intensiva, para entrar en coma y finalmente morir. Las autoridades sanitarias buscaron al médico tratante, pero ya se encontraba a miles de millas de distancia, desconociéndose su paradero. Como resultado de esta tragedia y violación a normas sanitarias la unidad de urgencias de Saludcoop en Sogamoso fue parcialmente clausurado.

Cansado el doctor Kenal de la competencia desleal y de que la autoridad se haga de la vista gorda poniendo en peligro la vida de los habitantes, inició sus estudios (que concluyó) sobre reflexoterapia; una terapia alternativa, que se dice, da buenos resultados. Así que, además, de la acupuntura incorporó en sus sesiones masajes de reflexoterapia a fin de mejorar la recuperación de la salud de sus pacientes. Lo cual ha sido un éxito, porque las pacientes, hacen fila para obtener una cita y dejarse “usar” como alfiletero, en especial para bajar grasa, para luego terminar la sesión con un masaje recuperador proporcionado por un experto, que además, es graduado en Shanghai

Ahora que las cadenas televisivas difunden diariamente cientos de comerciales, que promueven los productos y aparatos milagro, contratando para ello a modelos que nunca han consumido esos productos; el doctor Kenal ha echado mano de sus conocimientos de bioquímica, para desarrollar un novedoso aceite natural que según dice se podrá utilizar para reducir la grasa de las caderas y de los muslos, sin hacer el más mínimo ejercicio, ni esforzarse por ir al gimnasio. Desde luego que este producto es complementario a la reflexoterapia y la acupuntura en todas sus variantes y no tendrá problema de ser introducido en el mercado, porque la autoridad es común que sea indolente en el cumplimiento de la ley y permita todo tipo de productos, sirvan o perjudiquen la salud de los compradores. Así que, cuando alguna hermosa modelo anuncie el producto, que sin duda patentará el doctor, los potenciales compradores conocerán el prodigioso aceite vegetal llamado; “Kenal… Gotas”.

¿O no lo cree usted?

 

0 comentarios: