jueves, 12 de agosto de 2010

Fox Vs. Calderón

Fauna Política

Las Foximanías de Fox en Foxilandia

Por Rodolfo Herrera Charolet

El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, no necesita de críticos de la oposición, porque con su antecesor le basta y sobra.

Dentro del desatinado “Diálogo por la Seguridad Hacia una Política de Estado” iniciado por el Presidente de la República, su antecesor Vicente Fox Quezada abrió la boca, sin el auxilio de su director de relaciones públicas y esta vez, lo que en verdad quiso decir lo dijo.

El lunes 10 de agosto de 2010, Vicente Fox afirmó que “durante su sexenio no se vivían los niveles de violencia que se expresan hoy, y propuso legalizar la producción, distribución y venta de drogas como una forma de golpear a los cárteles y abatir los índices de criminalidad”.

Lo que no dijo el presidente Calderón, pero que ha quedado registrado en infinidad de diarios, es la celebre frase de Fox, cuando afirmó “dejé encargado el changarro…” refiriéndose a sus viajes al extranjero y olvidándose de las penas que le causaba gobernar el país, acompañado de Martha María Sahagún Jiménez y su séquito de aduladores, a cargo –desde luego- de las arcas públicas. Tampoco el actual presidente y miembro del partido de Fox, le aclaró que fue en el sexenio foxista cuando no se apresó a ningún narcotraficante o secuestrador, por el contrario se les “escapó” Joaquín El Chapo Guzmán (21 de enero de 2001), ni tampoco se hicieron las acciones pertinentes para evitar el fortalecimiento de estos grupos.

Pero alejándonos del fondo de la disputa entre gobernantes y exgobernantes de este país, lo que no dijo Fox pero quiso decir, es que el país vive una de las etapas más violentas de su historia posrevolucionaria, como si el ciclo de los 100 años se hiciera presente, y ahora los soldados herederos de la independencia y la revolución, le hacen la guerra al narcotráfico en una cruzada nacional que alarma a todos.

Cifras oficiales difundidas por el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés Castellanos, la lucha contra el narcotráfico arroja un total de 28 mil muertos, entre los cuales 4 mil son niños –Como lo afirma la diputada federal Teresa Incháustegui Romero–. En virtud de que el Estado y las organizaciones delictivas se disputan ahora el control de las policías, que anteriormente estaba en manos de los criminales ante la debilidad institucional.

El director del Cisen durante la segunda sesión de los Diálogo por la Seguridad, Evaluación y el Fortalecimiento convocado por el presidente Felipe Calderón, informó que del 1° de diciembre de 2006 a la fecha,  se habían registrado 963 enfrentamientos entre las bandas delincuenciales y las fuerzas del Estado, lo que representa casi uno diario. Uno de los problemas a los que se enfrenta el estado, es el hecho de que muchas de las policías estatales y municipales estaban bajo el control de los criminales y casi todo el país tiene la presencia del crimen organizado.

No obstante que el problema que representa el narcotráfico es global, el país se enfrenta a la escasa cooperación internacional y al respecto Valdés Castellanos hizo hincapié en la necesidad de que Estados Unidos actúe con mayor firmeza contra el tráfico de armas hacia México.

Ante el escenario nacional que mostró Valdés Castellanos, se confirma que Fox gobernaba su Foxilandia, en donde nada era más importante que la pareja presidencial, la posible sucesión de su esposa en la presidencia de la república y los negocios familiares, alejado de una realidad nacional que se sumergía en la inseguridad pública.

Sin duda la declaración ociosa, es una más de las Foximanías de Fox en Foxilandia, pero que evidencian el grave error de millones de mexicanos cuando lo eligieron como su gobernante, gracias –desde luego– a la buena mercadotecnia y a los medios masivos de comunicación.

¿O no lo cree usted?

 

No hay comentarios: