miércoles, 19 de mayo de 2010

Firulais y las sotanas

Fauna Política
Votos y sotanas
Por Rodolfo Herrera Charolet
El 5 de febrero del 2001, en el 53 aniversario de la promulgación de la Constitución, el presidente de la república Vicente Fox Quezada, comiendo una torta de pechuga de pollo, rajas de chile poblano y crema, llamada “la torga Cuauhtémoc” acompañado en la mesa con el obispo de Ecatepec, Enésimo Cepeda, iniciaron una buena amistad y tras esa plática se supo que don Gilberto Rincón Gallardo, amigo del prelado desde los años 60´s habría recibido una cuantiosa suma de dinero para hacer campaña y empinar a Francisco Labastida Ochoa (PRI) y a Cuauhtémoc Cárdenas (PRD).
Nueve años después, la disputa por el poder político en el Estado de Puebla, en el proceso electoral del 2010, ha llevado a los aspirantes a la gubernatura desplegar sus estrategias. Se dice que una táctica del senador con licencia Rafael Moreno Valle Rosas, es la de emplear el poder del dinero, comprando estructuras y líderes, en especial aquellos aspirantes que no lograron la nominación por su partido, con la finalidad de que las indulgencias ciudadanas le alcancen para ganar la contienda. A finales del mes de abril 55 líderes de iglesias Cristianas, reunidos en el restaurante de comida argentina Che Garufa, le prometieron apoyo al candidato Rafael Moreno Valle Rosas, entre ellos el líder de “Amistad Cristiana y Fuente para el Mundo”. Reunión que se derivó del apoyo de católicos y otros líderes cristianos a favor de Javier López Zavala. Cualquiera que sea el resultado del proceso electoral 2010, se dice que las indulgencias políticas se ganarán con dinero, no importando el lugar en donde se encuentren, porque siguen sus promotores la misma lógica de fray Melquíades, con dinero baila el perro y sin dinero no alcanzas entierro ni en lugar santo y en campaña electoral “resquiescat impace”.
¿O no lo cree usted?

No hay comentarios: