jueves, 11 de febrero de 2010

Aliancistas y Traidores

Fauna política

Aliancistas y Traidores

Por Rodolfo Herrera Charolet

 

Para el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Puebla, su futuro político ha pasado de incierto a negativo. Derivado de sus comentarios desafortunados en torno a la estrategia política que ha promovido uno de los aspirantes a la gubernatura por el Partido Acción Nacional.

Algunos de los desafortunados comentarios son: “Todos los perredistas que no aceptan la alianza electoral con el Partido Acción Nacional son traidores o están “maiceados””, “La renuncia a su militancia del PAN del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, no afectará la definición de alianza del PAN con el PRD, el PT, PANAL y Convergencia” y que “con la alianza opositora contra el binomio PRI-PVEM se puede ganar dos a uno”.

Creo que el dirigente perredista ha sido afectado por la insensatez, que se dice ocurre cuando se es joven. También existe la posibilidad de que sea efecto de su miopía política o falta de sensibilidad. Sin embargo, sin atender las causas que motiven al dirigente aliancista en hacer tales declaraciones, la posibilidad de una gran alianza opositora en Puebla y los hechos que han ocurrido en torno a esa pretensión, merecen un mayor estudio.

01.- Mientras que en la televisión abierta la dirigencia nacional del PRD ha lanzado una campaña en contra de Calderón y el Partido Acción Nacional, al afirmar que mienten y se pronuncian en contra de impuestos, por otro lado están realizando alianzas con el PAN para (únicamente) ganarle al PRI en las elecciones locales que se efectuarán en julio de este año.

02.- El candidato a gobernador que resulte de la alianza del PANperredismo será el senador Rafael Moreno Valle Rosas, en virtud de que dicha alianza está descartada si resultara electa (poco probable y casi imposible) la otra aspirante a la gubernatura por el PAN, Anateresa Aranda Orozco de Orea. En donde el PRD tendría que apoyar, primero a un connotado expriísta y luego apoyar la plataforma de principios ideológicos del PAN que son sensiblemente contrarios a los perredistas. Peor aún si ya se registraron las plataformas políticas con las que pretenden competir electoralmente en julio de este año.

03.- Que el PRD en Puebla no supera el siete por ciento de la preferencia electoral, lo cual se agravaría al tener escisiones de grupos o expresiones que tienen presencia electoral en pequeños municipios y de las redes ciudadanas que apoyan al gobierno legítimo que encabeza Andrés Manuel López Obrador y que se dice, son el voto mayoritario que ha logrado el PRD en la entidad.

04.- Para que la alianza opositora gane 2 a uno al PRI se requiere que logren más del 65 por ciento de los votos, lo cual se antoja en una elección de estructuras. Una local encabezada por el PRI y otra federal que representa al PAN. En este escenario basta con que un solo partido de los coaligados a nivel nacional, pero sin concretarse a nivel local, quede fuera de dicha alianza, para que ese partido “cache” el voto inconforme, tanto de dogeristas como de perredistas-petistas-convergentes antialiancistas. Esto sin contar el voto nulo, que sin duda, será promovido por grupos que repudian el actual sistema de partidos.

05.- La renuncia a su militancia y afiliación partidista del Secretario de Gobernación, no es asunto menor. Debe leerse que si el Presidente Felipe Calderón no le pide su renuncia, se deriva de un compromiso que el funcionario hizo con la primera fuerza política de este país, en torno a las reformas del estado y la aprobación de leyes que se requieren para la buena marcha de los negocios públicos. Romper con el partido, antes que romper un pacto político que evite mayores fracturas nacionales en momentos de crisis nacional. Si el gobierno federal rompe su alianza de facto con la primera fuerza política nacional y que tiene mayoría en el Congreso de la Unión, no solo quedará indefenso y sin capacidad de maniobra presupuestal en el 2011 y 2012, sino que podría desencadenar una crisis de gobernabilidad. Es así que el Presidente Calderón puede romper (incluso) con el PAN (aunque sea de dientes para fuera) pero no con el acuerdo legislativo y la reforma del Estado. Sin PRI como aliado en el H. Congreso de la Unión, no hay reforma posible.

06.- El temor del PRD que no es del PAN de que el PRI llegue a la Presidencia de la República, se deriva de los triunfos inobjetables que ha tenido el PRI en todas las elecciones locales anteriores a este 2010. Un partido nacional que ha sufrido la derrota y destierro por más de 10 años del poder federal, pero que ha consolidado su operación y fuerza política a nivel local, que de llegar a la presidencia de la república en el 2012, destinaría al PRD a la extinción, derivado más de sus pugnas internas que de la amenaza priísta o panista. El PAN no tiene temor de perder la presidencia de la república, puesto que sabe que ya la perdió y esto sucedió en el momento mismo que inició la actual crisis, además de otras que se vislumbran en el futuro inmediato.

Entre las alianzas y las traiciones, el actual precandidato del PRI a la gubernatura, Javier López Zavala, delineará su derrotero para ganar la elección de Puebla 2010, una campaña que no solo requiere de talento, honestidad, astucia y sencillez, sino que pondrá a prueba a sus leales y evidenciará a otros.

En cuanto al dirigente PANperredista solo recuerdo aquel cuento que mi padre me contaba (quien sufría de parálisis por secuelas de polio) y terminaba diciendo “entre la rosa y la hiedra que él escoja… ¿o es cojo?

¿O no lo cree usted?

 

1 comentario:

lauro cortès gòmez dijo...

No es posible que el aceite se mescle con el agua, pero ei es posible que lo hagan grupos políticos sin principios y débiles ideològicos como los cuchos y demas cacheadores huesos y canonguias de verduleras pasadas de moda.
02/03/2010

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal