lunes, 31 de agosto de 2009

Sucesión 2010, alabados y censurados

Fauna Política
Sucesión 2010, alabados y censurados
Por Rodolfo Herrera Charolet

El ansia de suceder al actual Gobernador del Estado y presidenta municipal de la ciudad capital es, sin duda, un sentimiento natural, común y legítimo de todos los aspirantes, siempre y cuando lo hagan quienes pueden, puesto que serán alabados. Censurados los que solo buscan figurar, ser tomados en cuenta o quienes tienen la costumbre de participar a sabiendas que no pueden ganar y solo pretenden canjear sus canicas por algún cargo de no mala paga, para ellos la censura es lícita. Si Zavala, Doger, Alcalá, Moreno y Aguilar pueden, pues con su talento, amigos y actos pueden y deben hacerlo, no importando, desde luego, los ríos de tinta en su contra.

En cuanto a las amenazas de denuncia de quienes pacientes esperan el fin de los siglos, solo espectadores son de una realidad futura que ya se está escribiendo.
Cuando las voces que solo critican y tienen la posibilidad de participar, no lo hacen, están condenados a perder siempre.
Las normas en materia electoral federal, prohíbe los actos anticipados de campaña –léase precampaña- de los aspirantes a un cargo de elección popular. Concretamente a la gobernatura del Estado y a la presidencia municipal de la Ciudad Capital, pretendiendo aplicarle el artículo 122 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, ante la ausencia de legislación actualizada local, establece que: “Se entiende por precampaña electoral el conjunto de actos que realizan los partidos políticos, sus militantes y los precandidatos a candidaturas a cargos de elección popular debidamente registrados por cada partido”.
Lo cual no puede ser impugnado en los eventos masivos cuando Javier López Zavala celebró su cumpleaños con más de cinco mil invitados, ni el de Jesús Morales Flores con tres mil amigos “cenecistas”, ni los diez mil o mas, que reunió Enrique Doger Guerrero en la celebración de su cumpleaños, puesto que no son precandidatos registrados por algún partido político. Se puede decir, que realizaron sendas megapchangas, de acuerdo a sus posibilidades y reunidos con sus amigos e invitados de sus amigos.
Si se sancionara cualquier cumpleaños o fiesta de algún ciudadano, considerándose dicha reunión, como una forma de precampaña, las quinceañeras o bodas de nuestros pueblos no serían, lo que son, verdaderas pachangas de varias mesas y tandas por día, por miedo a ser sancionados por el santo tribunal de la inquisición electoral.Es posible que los “verdugos” o “inspectores” del orden electoral, voluntarios o accidentales, interpretaran las tres grandes concentraciones realizadas, como actos de precampaña de; Zavala, Morales y Doger, por el hecho de que son personajes de la fauna política que buscan en su quehacer diario, participar en política. Pero ninguno de ellos, por ahora, ha sido registrado por el partido en el que militan como precandidatos.
Sin embargo, sigamos con el siguiente inciso del numeral en comento: “Se entiende por actos de precampaña electoral las reuniones públicas, asambleas, marchas y en general aquellos en que los precandidatos a una candidatura se dirigen a los afiliados, simpatizantes o al electorado en general, con el objetivo de obtener su respaldo para ser postulado como candidato a un cargo de elección popular.” Lo cual indica que para ser considerado un acto de precampaña, debe ser “precandidato”, hecho que no ocurre en la especie. Puesto que para ser sancionados, debería decir “aspirante” y no “precandidato” y en lugar de “registrado” debería decir “que pretende registrarse”.
Los promotores de la inquisición electoral estarían por aprobar alguna ley que censurará la expresión de los deseos, aún cuando éstos fueran de índole político.Entrados en el análisis del 122 del COFIPE, pasaremos al inciso que determina: “3 Se entiende por propaganda de precampaña el conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante el periodo establecido por este Código y el que señale la convocatoria respectiva difunden los precandidatos a candidaturas a cargos de elección popular con el propósito de dar a conocer sus propuestas.”, este inciso nos confirma que los comilitones efectuados no cumple la hipótesis, puesto que aún no existe, ni periodo ni convocatoria, y los aspirantes a Gobernador del Estado, tan solo agradecieron muestras de afecto sin promover o dar a conocer propuestas. Peor resulta, cuando tampoco se han modificado los términos de la legislación local, que sería aplicable en este caso.
Pero teniendo como referencia el COFIPE, por ahora, analizando el inciso que dice: “4 . Precandidato es el ciudadano que pretende ser postulado por un partido político como candidato a cargo de elección popular, conforme a este Código y a los Estatutos de un partido político, en el proceso de selección interna de candidatos a cargos de elección popular.”, confirmando que ninguno de los aspirantes, por ahora, se encuentran dentro del proceso de selección interna de candidatos a cargos de elección popular.Para concluir el análisis del 122, el último inciso establece que: “5 . Ningún ciudadano podrá participar simultáneamente en procesos de selección interna de candidatos a cargos de elección popular por diferentes partidos políticos, salvo que entre ellos medie convenio para participar en coalición.” Que desde luego, ni remotamente se aplica a los aspirantes, puesto que aún no llegan ni a ser considerados precandidatos de alguno de los partidos que pretenden ganar la gobernatura del Estado.
En conclusión, quienes pretenden acallar las voces o los actos a favor o en contra de quienes aspiran a ser tomados en cuenta, por su partido, para suceder al gobernador del Estado o a la presidenta municipal, deberían aspirar a tener dicha capacidad, porque se dice fácil dar de comer a cinco, siete o diez mil invitados, pero organizarlo es otra historia, que en mi opinión amerita, por lo menos, un buen comentario.

¿O no lo cree usted?

P.D. Como es posible que sea precandidato a gobernador del Club de Leones, tan pronto me afilie. En enero del 2010 cumplo años, se aceptan amigos desinteresados que puedan sufragar mi megapachanga. Por lo pronto, estoy haciendo invitaciones con padrinos, de conjunto, chupe, chalupas y otros piripituches, como se hacen en los pueblos. Con mesa de regalos en tiendas prestigiadas, como la crema y nata de la sociedad lo acostumbra. Gracias.

No hay comentarios: