jueves, 29 de enero de 2009

Cien años de ¿Revolución?


Fauna Política
Cien años de ¿Revolución?
Por Rodolfo Herrera Charolet


En México en este año se realizarán las elecciones federales para renovar el poder legislativo “Cámara de Diputados” del Honorable Congreso de la Unión. En uno de los peores momentos económicos desde la gran depresión de 1929 en los Estados Unidos de Norteamérica, con la caída de bolsa de New York, que dio pie a innumerables desordenes sociales y el fortalecimiento de actividades delictivas, mismas que se han recreado en novelas, cine y televisión. Debe señalarse que uno de los motivos que llevaron al movimiento revolucionario de 1910, lo fue, el desconocer las elecciones presidenciales. Así como la intromisión del Gobierno Federal en el proceso que fue calificado como fraudulento.


A cien años de haberse gestado aquella Revolución, millones de mexicanos, más de la mitad de ellos viven en pobreza, a tal grado que se ha llegado a una clasificación de ella, distinguiendo entre los pobres y los que viven en pobreza extrema. Contrario a las cifras “maquilladas” publicadas por el INEGI, el Índice para el Desarrollo Humano que publica la Organización de las Naciones Unidas, pone en evidencia las condiciones precarias en la que se encuentran estos mexicanos, como muchos habitantes del mundo pobre y empobrecido. En su mayoría viven en chozas de madera y su patrimonio se reduce a una parcela (en ocasiones bajo cerros o a la orilla de basureros o barrancas), dos camastros de madera, utensilios de cocina y un poco de ropa.


Ante la inestabilidad económica y la necesidad de los representantes populares de mantenerse en el cargo, se ha promovido la iniciativa de modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos, en el sentido de permitir la reelección continuada en dichos cargos, bajo el argumento de la falta de experiencia de aquellos representantes públicos, justificando así su improductividad y sus excesivas dietas (salarios) que devengan del erario. Basta recordar que hace cien años, uno de los ideales revolucionarios, lo fue declarar, además de la Constitución y leyes vigentes, como Ley Suprema de la República el principio de NO REELECCIÓN del Presidente y Vicepresidente de la República, de los Gobernadores de los Estados y de los Presidentes Municipales.


Las condiciones políticas, económicas y sociales de la República Mexicana, bajo el gobierno de don Porfirio Díaz, fueron evidentes, ante el nulo respeto al voto, con la miseria de obreros y campesinos, así como la injusta distribución de la riqueza. Cien años después, millones de mexicanos no tienen seguridad social, en donde las autoridades responsables fingen no ver, el abuso continuado y evidente que sufren miles de trabajadores. Asalariados de maquiladoras, guardas de seguridad privada, empleados de comercios, entre otros, que si bien ganan menos de 500 pesos a la semana, se ubican en el salario mínimo legal. Sin embargo no disfrutan ningún tipo de seguridad social ni prestaciones sociales que las instituciones posrevolucionarias alegan que son derechos inalienables, pero que no pueden tienen, bajo la consigna de quien haga valer sus derechos perderá su empleo o sufrirá las mayores consecuencias, inclusive peligra su vida o seguridad de sus familias.


El campo y sus pueblos, viven en el total abandono e improductividad. Condiciones similares que no se han superado, pese a los millones de pesos gastados durante décadas.


Los fondos de pensiones con futuro impredecible, en especial los manejados por los bancos que en el segundo semestre del 2008, perdieron más de la mitad de las aportaciones efectuadas, incluyendo la gubernamental. En cuanto al rendimiento la diferencia anual que otorgan al que cobran, discrepa en más de 40 puntos porcentuales, esto es, mientras que los banqueros pagan una tasa efectiva del 4 a 5 por ciento anual, cobran entre el 40 y 50 por ciento en los créditos que proporcionan. Los bancos mexicanos, reportan las más cuantiosas utilidades por comisiones, penas convencionales y otros ingresos derivados de leyes que permiten el anatocismo, cobro indebido o embargo de nóminas, entre otros abusos que reflejan incapacidad legislativa o complicidad gubernamental de no poner orden en esquema financiero. En cuanto a las tiendas departamentales trasnacionales, sus tasas de interés oscilan entre el 80 y 140 por ciento anual, sin colocarse en el esquema financiero nacional, por ser créditos privados y acordados por las partes con las llamadas “letras chiquitas”.


Sin duda el año 2009 será un espacio de reflexión para definir, posiblemente, el rumbo de nuestro destino en donde el movimiento social que se avecina, puede proporcionar amargas experiencias, en el caso de que los funcionarios públicos, los representantes populares y los partidos, no entiendan el compromiso social que deben cumplir y hacer cumplir.
¿O no lo cree usted)

jueves, 22 de enero de 2009

Facebook: Internet Peligroso


Una de las redes sociales virtuales cuyas condiciones de uso durante 2008 causó controversia, lo fue precisamente el sitio denominado “Facebook” con las marcas registradas; 32665, FACEBOOK, THE FACEBOOK, FACEBOOKHIGH, FBOOK, POKE, THE WALL.
De acuerdo a las condiciones y políticas de uso de Facebook, difundidas con fecha de revisión al 23 de septiembre de 2008, afirma ser una “red social que te permitirá comunicarte con las personas de tu entorno”.
Facebook se reserva el derecho, a su elección exclusiva de cambiar, modificar, agregar o eliminar partes de las condiciones de uso en cualquier momento y sin previo aviso. Esto indica que potencialmente podrá hacer uso de toda la información y contenido de los usuarios como mejor le plazca, inclusive vender las bases de datos o los contenidos, no respetando en ningún momento la confidencialidad de los datos personales o derechos de autor. Hecho que se puede comprobar al comprobar que una de las condiciones de uso establece que “Todo el Contenido del sitio y todo el contenido disponible a través del Servicio, incluyendo diseños, texto, gráficos, imágenes, vídeo, información, aplicaciones, software, música, sonido y otros archivos, así como su selección y disposición (el "Contenido del sitio"), son propiedad exclusiva de la Compañía…de sus usuarios o de sus licenciantes.” (sic).
Una de las condiciones iniciales establece claramente que “Tomando en cuenta tu uso del Sitio, accedes a (a) suministrar información verdadera, actualizada y completa sobre ti mismo como puede ser requerido por cualquiera de los formularios de registro del Sitio… mantener y actualizar puntualmente los Datos de registro y cualquier otra información suministrada a la Compañía para mantenerla correcta, actualizada y completa”.
Al aceptar las condiciones del sitio se autoriza a que “…la Compañía podrá, sin constituir su obligación, revisar el Sitio y podrá eliminar o retirar (sin previo aviso) cualquier Contenido del sitio o Contenido de usuario a su elección exclusiva, con o sin causa, incluyendo aquel Contenido de usuario… a juicio exclusivo de la Compañía”.
Resultan trascendentes y evidentes las condiciones de uso que establece que “Al publicar Contenido de usuario en el Sitio, nos autorizas e instruyes para que realicemos las copias del mismo que estimemos necesarias para facilitar la publicación y el almacenamiento del Contenido de usuario en el Sitio. Al publicar el Contenido de usuario en cualquier parte del Sitio, otorgas automáticamente a la Compañía, y manifiestas y garantizas que tienes derecho a otorgar a la Compañía, una licencia irrevocable, perpetua, no exclusiva, transferible, plenamente desembolsada y mundial (con derecho de sublicencia) para usar, copiar, reproducir públicamente, mostrar públicamente, reformatear, traducir, obtener extractos (totales o parciales) y distribuir dicho Contenido de usuario para cualquier fin, ya sea comercial, publicitario o de otro tipo, en relación con el Sitio o la promoción del mismo, para preparar trabajos derivados de dicho Contenido de usuario o incorporarlo a otros trabajos, y para otorgar y autorizar sublicencias de lo anterior. Podrás retirar tu Contenido de usuario del Sitio en cualquier momento.” (sic).
Si algún usuario pretende iniciar un litigio debe tener en cuenta que; “Al utilizar el Sitio o el Servicio, aceptas la transferencia de tus datos a Estados Unidos, así como su tratamiento en dicho país… las leyes del estado de Delaware y de los tribunales federales de California.” (sic).
Si el usuario muere esta es la condición que se aplica: “Por norma general, si bien nos veremos obligados a ello, cuando se nos notifique que un usuario ha fallecido, mantendremos activa la cuenta de ese usuario de forma especial y conmemorativa durante un periodo de tiempo determinado para permitir a otros usuarios que publiquen y vean comentarios.” (sic).
Desde luego que pocos usuarios de esta red social virtual conocen el contenido de dichas condiciones de usuario, quienes conceden todo derecho de utilizar su información personal, a conveniencia de un desconocido. Por ahora el servicio del sitio es gratis, aún cuando los contenidos que “colgamos” si tengan utilidad para otros.
¿O no lo cree usted?

martes, 20 de enero de 2009

Internet Peligroso



Fauna Política
Rodolfo Herrera Charolet




La mañana del 7 de octubre de 2007, en la habitación 210 del hotel La Pedrera en la Ciudad de Puebla, fue encontrada sin vida una joven de 14 años de edad. Desnuda sobre la cama, sus ojos se nublaron para siempre, cuando una almohada presionada por su asesino la asfixió. Ella llegó de Ecatepec Estado de México, para entrevistarse con su homicida a quien conoció haciendo uso de las Redes sociales virtuales en la red de Internet. Como sospechoso de asesinato fue aprehendido el abogado José Luis Moreno García, incriminado en la averiguación previa 94/2007/AEH del Estado de Puebla y en concordancia con la Averiguación Previa SGA/II/7374/07, del Estado de México.

Mundialmente en el año 2008 se propagó la voz de alarma en contra de los llamados “Chats” y los desarrollos de comunidades virtuales como; facebook, Hi5, Sónico, MySpace, Netlog, Tagged, entre otros, las cuales son Redes sociales virtuales, ante la amenaza de sufrir fraudes o poner en peligro la seguridad individual.

Las Redes sociales virtuales (RSV) buscan la relación entre actores que al interactuar comparten y disfrutan la oportunidad de conocer a otros, su cultura, afinidades o intereses. Sin embargo esa red social no está libre de intromisiones que corrompen el sentido social para el cual fue creado, siendo utilizada la información disponible en perjuicio de sus integrantes.

Los expertos en seguridad del mundo digital, afirman que hay demasiada información personal difundida en la red, sin garantía de que esté bien resguardada o que su uso no provoque eventos de vulnerabilidad individual.

Por lo general o como regla general, los usuarios de las Redes sociales virtuales no leen las condiciones de contratación, en su mayoría gratuita, ni tampoco atienden el cuidado que deben tener de mantener sus datos o imágenes personales en secreto.

Parte del peligro en las redes sociales virtuales reside en que además de la información proporcionada, lo son las aplicaciones que se adicionan a cada sitio, así como a la vulnerabilidad en la que se coloca el actor o usuario cuando se encuentra en línea con el sistema.

Un monitoreo realizado del 15 de noviembre de 2008 al 15 de enero de 2009 en Hi5 demostró que la mayoría de sus usuarios proveen contenidos banales con mayor disposición hacia la vida social del antro y promoción de contenidos sexuales, promoción de modelos, desnudos parciales, grupos minoritarios, sectas, entre otros.

Conocidas como Redes sociales virtuales, los sitios Hi5, MySpace y Facebook, pasaron de ser sitios de divertimento a instrumentos proveedores de información para obtener datos de sus potenciales víctimas, que sin saberlo “colgaron” en la red información vital que dibuja o perfila a la futura víctima.

Especialistas en seguridad coinciden en señalar que la información proporcionada por los usuarios de estas redes, es suficiente para interpretar datos socioeconómicos y lazos familiares contenidos en las imágenes.

El presidente de Ramu Yamalanchi reconoció en el año 2008 que la seguridad de los usuarios de la red es preocupación y prioridad de su empresa. Sin embargo la publicidad promocionada y las aplicaciones distan mucho de ser sitios seguros, promoviendo las transacciones en línea sin responsabilidad para Hi5 o solo confiando en su buena fe. En México Hi5 se ha convertido en una de las redes sociales virtuales con mayor popularidad, como lo reflejan auditores internacionales del medio.

Las Redes Sociales Virtuales (RSV) son formas de interacción social en el mundo virtual (Internet) que dan origen y sustento a una Comunidad Virtual (en donde se define un espacio, en el cual, se realiza intercambio dinámico de información entre personas, grupos e instituciones con la finalidad de compartir experiencias, conocimientos, afinidades o intereses. Es un sistema generalmente abierto y en construcción permanente, en donde los actores están involucrados o se identifican con las mismas necesidades o problemáticas, organizándose para fortalecer y aumentar sus propios recursos.

Las Redes sociales virtuales establecen una relación simétrica, en donde la unión de actores es recíproca, dando origen a una Comunidad Virtual que comunica información y relaciones, quienes comparten intereses o afinidades independientemente de raza, idioma, edad, ingreso, educación o credo.

Existen redes sociales que han sido capaces de abordar algunos temas con éxito, en virtud de partir de la difusión de información o el contagio de enfermedades o información clave para conocer procesos.

Con las Redes sociales virtuales los actores tienen la posibilidad de intercambiar información con otros, sin necesidad de conocerlos, en donde cada uno aporta su conocimiento o interés que al ingresar transforma al grupo en uno nuevo. Las Redes sociales virtuales rompen el aislamiento que aqueja a la mayoría de las personas, estableciendo una nueva escala de afectos, en su mayoría sin compromiso. En la Comunidad Virtual el pseudónimo o anónimo puede lograr popularidad, integrar al discriminado e igualdad al diferente. También la fuerza del grupo puede promover cambios que de forma individual no lograría, al generar vínculos afectivos o de negocios con rapidez.

Los nuevos tiempos obligan a todos a ser prudentes en el uso o abuso de los avances tecnológicos, a fin de no entorpecer nuestro propio desarrollo o vulnerar nuestra seguridad y de quienes nos rodean.

¿O no lo cree usted?
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal