miércoles 20 de junio de 2007

Maringate






Fauna Política
Del Watergate al Maringate
Rodolfo Herrera Charolet



“Es un crimen a la democracia cuan la ley se pone al servicio del poder”
Yocreoesto



En los Estados Unidos el 17 de junio de 1972 estalló el escándalo político Watergate, que supuso una crisis constitucional en los años setenta del siglo XX en los. El escándalo tomó el nombre del hotel de Washington, D.C., sede del comité electoral demócrata, en el que tuvo lugar un robo de documentos y concluyó con la dimisión del presidente Richard Nixon. En la madrugada de ese día, cinco hombres fueron detenidos mientras trataban de instalar equipos electrónicos de espionaje.



En el Watergate las claves principales del escándalo fueron las grabaciones de las conversaciones tomadas desde la oficina del presidente, desde el año anterior, de cuya existencia informó Alexander P. Butterfield. Eran tiempos de campaña electoral.



Cuando el escándalo parecía olvidarse, dos periodistas del diario The Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward, revelaron detalles del asunto y acusaron al presidente de tratar de congelar las investigaciones. El 24 de julio de 1974 el presidente fue acusado por la Corte Suprema de "obstruir las investigaciones judiciales", "abuso de poder" y "ultraje al Congreso", también de haber utilizado a la CIA y el FBI con fines políticos. El presidente de la nación más poderosa del mundo renunció a su cargo el 8 de agosto.



Un personaje al que llamaron "garganta profunda", fue el que guió a los periodistas a descubrir el caso de espionaje, en el que fueron implicadas las más altas instancias del Estado y fue el hito conductor de la pesquisa periodística. Pasados 33 años de los hechos el ex directivo del FBI Mark Felt, afirmó ser el ese enigmático personaje:



Después del escándalo del Watergate, todo escándalo político que se hace público se bautiza agregándole la terminación “gate”.



En México, las elecciones presidenciales del año 2000 dieron entrada a dos escándalos políticos de importancia, uno llamado los “amigos de fox” o “Foxgate” y el “Pemexgate”, esté último que se refiere al escándalo que involucró a Petróleos Mexicanos (PEMEX) por el desvio (probado) de fondos públicos hacia la campaña del candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Francisco Labastida Ochoa. El Instituto Federal Electoral (IFE) impuso al PRI una multa de 1,000 millones de pesos (89 millones de dólares), el doble del financiamiento ilegal que recibió de PEMEX.



En Puebla, el 14 de febrero de 2006 se desató el escándalo mediático por la filtración a la prensa de grabaciones de telefonemas que involucran al industrial maquilador Kamel Nacif Borge, radicado en Puebla, con una docena de personajes, uno de ellos, el Gobernador del Estado, Mario Marín Torres. Lo cual dio pie a que se publicarán en la prensa, local y nacional, los pormenores del escándalo titulándolos como el “Kamelgate” o el “Maringate”.



Le escándalo que ha alcanzado proporciones nacionales y referencias internacionales, ha creado una heroína y encontrado a más de media docena de villanos. Partiendo de procedimientos y pruebas ilegales, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), inició las pesquisas, convirtiéndose de facto, en una Agencia Suprema de Ministerio Público.



Se desconocen los motivos, verdaderos, que llevaron a la SCJN en convertirse en el Juez-Investigador y verdugo o ministros de consigna al pasar de una Corte encargada de las funciones de tribunal de vigilancia de la constitucionalidad, a un tribunal de procedencia de juicio político, que corresponde únicamente al H. Congreso del Estado.



El escándalo fue desatado a cuatro meses de llevarse a cabo las elecciones federales del año 2006, el cual, provocó graves daños al Partido Revolucionario Institucional y un rechazo popular que fue ampliamente explotado por el Partido Acción Nacional (PAN) en una estrategia de “guerra sucia”, repitiendo hasta el hartazgo la grabación de una conversación, que en lo general, resulta jocosa. El PRI en las elecciones del año 2006, perdió once distritos de un total de quince. La mayor pérdida electoral de toda su historia. No obstante que el Estado de Puebla, era considerado una entidad de fortaleza priísta.



Más allá de la resolución de la Suprema Corte, a favor o en contra, la votación del dictamen del ministro Juan Nepomuceno Silva Meza, revelará si en verdad existe imparcialidad y autonomía de la Corte, si es o no un tribunal de consigna, o si las violaciones a la Constitución, se permiten, cuando el juzgador es precisamente su vigilante, al aceptar como prueba una grabación ilegal propia del espionaje político y ampliamente explotado por los medios masivos de comunicación. Inclusive, si la Corte Suprema, solo fuera para recomendar el “juicio político”, despojando de esta facultad a los Diputados del H. Congreso del Estado, y no como erróneamente se publica que lo debe hacer el H. Congreso de la Unión.



Por las implicaciones legales, los beneficios políticos y electorales de sus principales promotores, las posibilidades de “negociación” y otros vericuetos, este “GATE” tiene mucho de comentario, digno de ser escrito.



¿O no lo cree usted?
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal