miércoles, 12 de septiembre de 2007

Lapsus Brutus




Fauna Política

Un “lapsus brutus” metropolitano
Rodolfo Herrera Charolet




En primera plana unos y en la contraportada otros, de un simple vistazo sin poner atención se creyera que la fotografía es de nota roja, que por algún error se publica en primera plana. En el caso del primer individuo que aparece en primer lugar de los tres fotografiados, al no ser persona conocida en los medios o por la fauna política, se pensaría que efectivamente esa fotografía se trata de un asunto de policía.



En la imagen a la que me refiero, tres personas, dos hombres y una mujer de frente, serios viendo dos de ellos hacia la cámara y el de en medio eludiéndola, en las manos al estilo (graduados de secundaria) muestran un papel. Al fondo, detrás de ellos una mampara.



Un “lapsus brutus” es una etimología latina y que se utiliza cuando se comete un error, en ocasiones el lapsus brutus es hereditario o congénito, según se quiera molestar a la persona, que desde luego no es el objeto de mi comentario.



El lector pronto se dará cuenta de su error, cuando observe que el individuo que no estaba en su mejor momento es el candidato a la presidencia municipal de San Andrés Cholula, el que elude la cámara, el de San Pedro Cholula y la mujer de a lado, es la candidata por el municipio de Puebla.
¡Error! ¡Error! Un “lapsus brutus” de los genios de la mercadotecnia o descuido de los encargados del manejo de imagen.



En un principio se creería que se trataba de la presentación de tres personas ante las autoridades judiciales, puesto que la posición adoptada y la expresión en sus rostros, es precisamente la acostumbrada, en esos casos, en las notas de policía. Ampliamente difundidas por la Procuraduría General de Justicia del Estado. Poco faltó, quizás, estuvieran entregando equipo electrónico a una escuela y hubieran reforzado la idea de que se trataba de la detención de algunos amigos de lo ajeno.



Lamentable, el lapsus, sin duda. Posiblemente irrelevante. Pero decía mi padre cuando se cometían errores pequeños que pueden ser evitados - ¡Pero que necesidad!



Aún recuerdo una fotografía que tomé a los presidentes municipales de San Pedro Cholula, San Andrés Cholula y Santa Isabel Cholula, en el año 2000 cuando, se encontraban senados en el Kiosco San Andreseño, con motivo del informe de su presidente municipal.




La fotografía en custión, sin que hubiere sido una insana intención, reflejaba a los tres individuos tras las rejas. Estas rejas son el barandal del kiosko y el efecto fue desastroso para una imagen política, de suyo deteriorada –se dice, por nosotros los “calumnistas”. Pero resultó que dos años después los tres presidentes enfrentaron serios problemas para comprobar sus cuentas públicas, inclusive se iniciaron procedimientos de determinación de responsabilidades. Por fortuna todo quedó arreglado y no hubo que lamentar que algún presidente hubiera concluido su mandato o retiro en la cárcel



La estrategia mediática de Blanca Alcalá, es sin duda excelente, sin embargo los pequeños detalles deben ser atendidos, a fin de evitar los “lapsus” que pueden dar pie a comentarios inquisidores que puedan vulnerar las fortalezas de la candidatura. Como recientemente le ha sucedido al abanderado panista Antonio Sánchez Díaz de Rivera, cuya imagen de chapulín lo acompañará más allá de esta campaña.



Espero, por el bien de la campaña de Blanca, que ese “lapsus” sea solo un descuido, caída, tropiezo o error y no sea un mero error casual o la manifestación el inconsciente, como lo define Sigmund Freud en su obra Psicopatología de la vida cotidiana (1904).



Y dejando el “lapsus brutus metropolitano” para retomar el “lapsus brutus del chapulín”, creo que el equipo de asesores en campañas políticas de don Toño, le podrían componer una pegajosa rola de “el chapulín quiere más… el chapulín quiere más” o con motivo de su apoyo al aumento de la gasolina y que fue aprobada por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, alguna que sea con la tonadita “el chapulín quiere _gaaasoooliiina … dame más _gaaasoooliiina.


¿O no lo cree usted?

No hay comentarios: