lunes, 24 de septiembre de 2007

Candidato busca novia





Fauna Política

El Chapulín salta para atrás y un candidato busca novia

Por Rodolfo Herrera Charolet


Soy un chavo abierto, con ganas de vivir y triunfar, y sólo quiero conocer amigos o quizá encontrar a mi pareja. Atractivo. Doctorado Universitario. Fumo ocasionalmente. Si bebo. Estos son algunos de los comentarios que presuntamente publica un candidato de Diputado Local por el Partido Acción Nacional. Al estilo "mentiras verdaderas" el aspirante a legislador es promocionado en una página de la red informática que se especializa en la búsqueda de la "media naranja".

La fotografía publicada, desde luego sin Photoshop pertenece al álbum de los recuerdos universitarios, cuando efectivamente siendo “chavo” no superaba los 22 años, pero con la edad a cuestas y al doble, los dientes chuecos y aliento alcohólico con residuos de un buen puro fumado minutos atrás, el aspirante a conseguir media naranja en internet, hace campaña política.

Dicen que en la guerra y al amor todo se vale, hasta mentir, o mejor dicho, mentir a medias. Con imágenes de la adolescencia, con retoques fotográficos, con toda una artimaña de herramientas útiles para lograr presencia en el electorado. Sin embargo, estas argucias parecen pasajeras, si no fuera, que evidencian la falta de proyecto legislativo y ausencia de compromiso ciudadano. La búsqueda del poder por si mismo. En mi opinión, lamentable.

Por si fuera poco, la ausencia del discurso y en su lugar la estrategia del spot, el candidato identificado como el “Chapulín Azul” regresa a las andadas o mejor dicho, no sale del bache en el que se encuentra, al realizar un spot lamentable. Su propuesta es “porque si tiene pantalones”, en clara alusión –si me lo permite el lector ¡Jalan más dos tetas que un par de carretas! Frase célebre del no muy célebre candidato a la gubernatura del Estado, que perdió sin mayor problema.

Dice un amigo de mi pueblo, que cuando “natura no da, no da”, como tampoco se le puede pedir “peras al olmo”. Un candidato sin propuesta y con artilugios de “pantalones” se está echando de enemigas a quienes usan falda. Los pantalones, se han identificado con el machismo, la imposición sexista de lo masculino sobre lo femenino. Una alusión directa a que su candidata más cercana en competencia es mujer. Nuevamente lamentable para el Partido Acción Nacional, estoy empezando a creer que se equivocaron de candidato o que los machistas ganaron hacia el interior.

A diferencia del candidato del amor, que de ganar la elección pudiera convertirse en el sucesor de mi compañera diputada a la que llamamos en mi legislatura la “diputada del amor”, su candidato a Presidente Municipal va para atrás en las encuestas sobre preferencia electoral, lo cual, indica que en Puebla se podría dar un fenómeno de voto diferenciado. Dicho más simple, el candidato a diputado local por el PAN, tiene mayor preferencia que su candidato a Presidente, diferencia que puede marcar el triunfo de uno, contra el fracaso del otro. Esa diferencia puede ser de entre 2 mil a 5 mil sufragios, muchos si la competencia está cerrada.

Pero mientras los estrategas del candidato a presidente municipal por el PAN se rebanan los sesos en amortiguar el rechazo por el fenómeno “chapulin”, deben hacer acopio de todo su talento para enfrentarse a la anticampaña que hace su candidato con el mensaje machista de que puede hacerlo porque “tiene pantalones”. Ahora recuerdo similar frase, del señor de las botas, quien prometió acabar con las tepocatas, resultando ser la mamá culebra.

Pero bien decía mi padre, mas pronto cae un hablador que un cojo. Por el bien de la campaña albiazul, espero que su candidato no se quede en falditas, en algún mitin de mujeres ofendidas.

¿O no lo cree usted?


P.D. Se me olvidó comentar que ambos candidatos afirman ser católicos y no lo dicen, pero parece ser que son machistas y posiblemente su próximo slogan sea ¡Arriba los pantalones, abajo las faldas!

No hay comentarios: