jueves, 22 de febrero de 2007

1910 Sufragio efectivo y no reelección


Fauna Política
Libertad de sufragio. No reelección.
Por Rodolfo Herrera Charolet
Durante muchos años, casi un siglo, en todo documento oficial firmado por el gobierno emanado de la revolución se repitió y fue transcrita la arenga de "Sufragio efectivo, no reelección", un requisito sin fundamento legal, pero que se estableció como parte de toda correspondencia pública.

Tras 103 años de haberse creado la frase, la Dirección General de Archivo y Memoria Legislativa de la Cámara de Senadores, en el año 2006 me informó que después de una ardua búsqueda “No hay fundamento jurídico alguno que establezca como obligación de los servidores públicos el uso del lema "Sufragio Efectivo, No Reelección"” y por lo tanto, resulta irrelevante la forma de escribir dicha leyenda, sea con minúsculas, separados por un punto o coma, creando una sola frase al unirlas con una “y”, o como mejor le acomode a quien la incluye en su escrito.


Francisco I. Madero, en 1909, publicó su libro titulado La Sucesión Presidencial en 1910, mediante el cual criticaba al régimen porfirista. Comentarios que estando debidamente fundados, los hacía en forma moderada, pero la arenga que se le atribuye no fue escrita como se menciona, sino que la mención del principio de la no reelección, de las 10 veces que se menciona, únicamente dos hace referencia al sufragio, en donde la frase es:

“Libertad de sufragio. No reelección”.

La primera como una sola frase sin punto. La segunda como título de un capítulo, todas las letras en mayúscula y con punto y aparte, formando dos frases.

Francisco Ignacio Madero González, aceptaba que el general Porfirio Díaz fuera candidato a la presidencia y solamente pedía que el vicepresidente de la República fuera electo democráticamente por el pueblo, proclamando como base fundamental para la vida pública nacional, los principios de la libertad del sufragio y la no reelección.

Las razones que llevaron a Madero a retomar, la frase manufacturada e inscrita en el Plan de Ayala, están ligadas a la lucha democrática del pueblo mexicano, la cual, debería de hacerse por la vía pacífica para lograr el triunfo de sus principios políticos. El tratado en cuestión, sentó las bases para una organización partidaria que pretendía fuera la impulsora de sus propuestas.
Sin embargo el rechazo de Porfirio Díaz a las propuestas de Madero, lo obligaron a organizar al Partido Antireeleccionista e inició su primera campaña electoral para la presidencia de la República, su popularidad provocó su encarcelamiento el 6 de junio de 1910. Tanto Madero como Roque Estrada fueron acusados de ultraje a las autoridades e incitación a la rebelión.

El 26 de junio de 1910, Porfirio Díaz se reeligió fraudulentamente, lo que provocó que Madero se convenciera de la necesidad de derrocar al régimen mediante una Revolución, proclamando el Plan de San Luis, en este documento denuncio la simulación electoral y convocó al pueblo a tomar las armas el 20 de noviembre de 1910. El lema del Plan es precisamente "Sufragio Efectivo, No Reelección" y fue el motor de la revolución maderista.

Al ser derrocado el régimen porfiriano y triunfado la revolución, los gobiernos que le sucedieron tomaron la determinación de recordar la motivación maderista, estampando en todo documento oficial el conocido lema "Sufragio Efectivo, No Reelección", costumbre que ha llegado a nuestros días, sin que medie para ello algún acuerdo legislativo al respecto.

Así que en lo sucesivo utilizaré la “Y” ante la duda de la coma o el punto, puesto que no habiendo ordenamiento concreto, puede utilizarse indistintamente.

¿O no lo cree usted?

Nota:  Francisco Ignacio Madero González, nació en la hacienda del Rosario, en Parras de la Fuente, Coahuila, el 30 de octubre de 1873, primogénito de Francisco Madero y Mercedes González. La noche de la llamada “Decena Trágica”, Madero y Pino Suárez fueron apresados y obligados a firmar su renuncia como Presiente y Vice Presiente de la República. Fueron asesinados la noche del 22 de febrero de 1913, cuando eran trasladados a la penitenciaría de Lecumberri.

5 comentarios:

gabriela dijo...

si bien no existe un argumento legal sobre la obligatoriedad del uso del lema, éste no debe ser utilizado por cualquiera como antefirma. únicamente corresponde a los que ostentan cargos de elección popular el uso de la misma, como ratificación al mandato constitucional de la no reelección.

José Lenin Rivera Uribe dijo...

Es interesante la información, pues he escuchado que inclusive "existe" un decreto que obliga a ello. Me gustaria que publicara la contestación a su petición de información para poder tener un fundamento "legal" para dervirtuar los comentarios que afirman es una obligación legal.
Gracias

denisse dijo...

chido todo per no encontre lo ke buscaba

Anónimo dijo...

chido todo biene bien especificado

Anónimo dijo...

El uso del lema en la correspondencia oficial burocrática, mas que una disposición legal, responde al agradeciendo de los heroes que nos dieron patria, y al espíritu revolucionario que debe imperar a los autoridades de los tres órdenes de gobierno, toda vez que nuestra constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, precisamente descansa sobre ese principio de "Sufragio Efectivo. No Releeccion"
y por tanto debe seguir usándose