martes, 3 de abril de 2007

Table Dance


Crónicas de lo Cotidiano
Solo fue un “Table Dance”
Por Rodolfo Herrera Charolet


Aunque usted no lo crea, la siguiente narración está basada en hechos reales. Este artículo no debe ser leído por su cónyuge, según sea el caso.


¡De verdad! ¡Te lo juro! ¡No hice nada! Solo fue un “table dance”... de lejitos. Inútilmente Juan Penas se defendía de las acusaciones provenientes de su “media naranja”. Ella en su papel de esposa ofendida, increpaba al trasnochador de mi compadre que entre copas y truhanes, y como se dice, ya encarrerado el gato se corrió una parranda que no siendo la primera, tampoco ha sido la última.


Para el noctívago llegar a casa, antes que arribara el lechero, no fue el problema, sino que ahora, la culpa la tiene la “maldita” tecnología, según me confesó. Sucede que un inventor perverso concibió un “malicioso” mecanismo, mediante el cual, un teléfono “celular” se activa a “manos libres”. Así al tercer timbre de llamada “entrante”, sin requerir intervención alguna del poseedor de éste protervo aparato, se activa un micrófono-receptor para ser escuchado o escuchar, según sea el caso.
Sucede entonces, que cuando el nocherniego se encontraba en plena parranda, entre copas y “meseras” muy cariñosas que acostumbra “agasajar” a sus asiduos clientes, entró la misteriosa llamada y sin darse cuenta de que sus confidencias eran escuchadas por su esposa, quien lo busco a eso de las tres de la madrugada, fue “captado in fraganti” al prodigar “trato amable” y comedido a las camareras del lugar. ¡Si mi amor! ¡Lo que tu quieras! ¡Un Privado! ¡Claro!. Frases cotidianas del asiduo aventurero.
Usted ya sabrá lo que le pasaría al callejero esposo durante la madrugada, al llegar a su casa se le apareció el mismito “diablo”, cuando la furibunda mujer se le fue encima en calidad de bulto con espinas. Durante una semana lo quemó en la hoguera de su indiferencia, además de los tormentosos reproches y otras calamidades.
El pasado fin de semana el vagabundo de mi amigo no pasó lista de asistencia en el “Manhattan” un antro que recientemente hizo concurso de “tubo” a estilo de la conocida serie para adultos “Ameteur Girls” y “Swinger Party”, en ésta ocasión sus compinches acordaron noche “santa” por no haber “director de sesión” que pagara la cuenta. Acostumbrados a la “gorrita” se conformaron con un mezcal de dudosa reputación ingerido al pie de un árbol frente al kiosco cholulteca que fue concesionado a un particular en el año de 1999.
Ayer me encontré a Juan Penas, luciendo lentes oscuros, con el paso lento y un brazo en cabestrillo, se recupera pronto de sus dolencias y de sus quincenas perdidas en los “privados” del “Table Dance”. Dicen, que su esposa Elvira ya le levantó el castigo, asegurándome que ésta noche si “cenará Pancho”, desde luego que en el “privado” de su hogar.
… Esta historia continuará.




Cholula 3 de abril del 2007.
¿O no lo cree usted?

7 comentarios:

luis-ph dijo...

Esto esta muy bien! de entrada la narrativa esta muy bien hecha y no tiene ni un pero el comentar que esta esta como de serie novelesca.
me llamó la atencion por que todo esto parte de lo cotidiano y a la ves no tanto; algunos hemo salido un poco mas avante de esta situacion o incluso la dei lapiz labial en la camisa o el del exquisito perfume de esta amiguitas por unos pesos.
como dicen por ahí "los toros se ven mejor desde la tribuna" y colmo es que hay un lugar que asi se llama y se hace publicidad a todo luz y sonodo. lo peor de esto es que todo ese medio masivo de comunicación lo reciben lo sniños pequeno y hasta las mujeres.
Lopeor que podemos hacer es pretender que solo es para caballeros pero no! ya los hay para damas y los niños que estan proceso de desarrollo ya estaran incluidos para futuras generaciones de " la tribuna"

Anónimo dijo...

lo dificil es recibir fotos de este tipo de lugares y fotos y mas cuando hay de por medio de hijos ya ni deveria de ahaber cosas de estas y mas lo dichosos privados saben yo tengo una amiga que recibio fotos cuando su esposo le estaba chuapando las tetas a una mujer yo como mujer lo mando muy lejos. yo como mujer me ofenderia y lo mandaria a comer esparragos yo no le armaria un pancho sino hablo con el abogado que me tramita los papeles del divorcio y que lo firme sin preguntas porque en el momento que me case el nunca menciono que le gusta ir a un table dance .
un hombre cuando ledicen que su esposa frecuenta un lugar el si tiene dignidad hasta te puede decir que eres tal cual eso no lo permitiria. en verdad

Anónimo dijo...

NO MAMES EN SERIO SE VAN ALOS EXTREMOS DEVERIAN SER AGRADECIDAS,CON ESTAS LINDAS MUJERES KE LO UNICO KE HACEN ES DIVERTIR A SUS ABURRIDOS MARIDOS DE LAS PINCHES GORDAS FODONGAS KE TIENEN EN SU CASA .

Anónimo dijo...

LA verdad señores, nadie va a la fuerza y cada quien sabe la razon por la que va y en resumen nadie es un Santo, pero algo que aprendí es "no hagas lo que no quieras que te hagan" , saludos , todas las opiniones son validas, dependiendo el cristal con que se mire

Anónimo dijo...

YO SOY UNA MUJER GUAPA DE BUEN CUERPO Y A MI MARIDO LO ATIENDO COMO SE DEBE PORQUE SIEMPRE HE CREIDO QUE HAY QUE SER UNA PU... EN LA CAMA UNA SEÑORA DE SU CASA Y UNA DAMA EN SOCIEDAD, TENGO 2 MESES DE CASADA Y AUN CON TODO ESTO, MI ADORADO MARIDO POR NO DECIR OTRA COSA, LO CACHE QUE SE FUE A UNO DE ESTOS LUGARES , MIENTRAS SU CENA Y SU OTRA CENA LO ESPERABAN CALIENTITAS EN SU CASA ASI QUE DIGANME USTEDES QUE PEX??? ENTIENDEN ALGO PORQUE YO NO.

Anónimo dijo...

HOLAAAAAAAAAA!!!!!!! SOY UNA MUJER DE MENTE ABIERTA ME GUSTA ESTE TIPO DE VARIEDAD YO YEBO A MI MARIDO SOMOS MUY FELICES POR Q COMPARTIMOS LA MISMA FORMA DE PENSAR.

Anónimo dijo...

Es una historia de las que acontecen cada fin de semana, que los que son hombre han asistidos a esos lugares, a escondidas de sus esposas y no porque no lo atiendan en casa, sino por nuevas experiencias,